jueves, 15 de septiembre de 2011

capítulo 7:Del amor a marzo hay un único beso.


Marzo, ha sido siempre, sin lugar a dudas, el mes que más he detestado en mi vida.

Sus fríos y húmedos días, se adherían a mi piel, siempre nublados y lluviosos, en el umbral entre la primavera y el invierno.
Para mí, Marzo, era un otoño de colores grises, un poema de Bécquer en inglés o el presentimiento de que algo inevitablemente desastroso ocurriría.
Pero aquel, mes, aquel 16 de Marzo, las flores escarchadas dieron vida a una primavera anticipada.

Temblaba de frío cuando llegué hasta él.
Estaba congelada, por las finas lluvias del día, que como incauta que era, me habían pillado desprevenida. Tenía el cabello húmedo y posiblemente alborotado, cosa, que inevitablemente me ponía de un humor de perros.

La entrada a la ciudad aparecía bajo un manto de niebla, que iba disipándose poco a poco, a medida que mis pasos avanzaban acercándose lentamente a la ciudad.

Junto a la verja, apoyado con las manos en la cabeza se encontraba Riley hablando con un chico, rubio y guapo.

Me quedé observando a ambos chicos varios instantes, comparándolos a ambos, llegando a la inevitable conclusión de que este mundo tenía que formar parte de mis sueños.

La experiencia me decía que en el mundo real no existía nadie perfecto, tan extremadamente espectacular como lo eran ellos. Ahora lo entendía, la gente extraordinaria no podía formar parte de mi mundo.
Me sentía vulgar, y porqué no decirlo, tremendamente fuera de lugar.

De pronto el chico rubio me señaló. Riley se dio la vuelta y me saludó con la mano.

En aquel momento deseé no haber venido, deseaba desaparecer o al menos haberme adecentado un poco más, o en su defecto no haberme despeinado como había hecho.

Hasta el momento mi aspecto me había sido indiferente... Pero era Marzo, estaba malhumorada y rodeada de semidioses. Tenía derecho a huir y sentirme humillada.

-¿No vienes?- me dijo Riley con un tono quejumbroso. Yo no contesté, demasiado enfurruñada para hablar- venga... Stephen se ha ido- gritó para que yo pudiese oírle.

Observé incrédula el vacío al que señalaba Riley, donde momentos antes había estado aquel chico, que al parecer respondía bajo el nombre de Stephen.
Dudé varios instantes mas al final, mis ansias pudieron más que mi orgullo.

-Comenzaba a dudar de que vinieses- me dijo él, agarrándome por la cintura.

-Pues ya lo ves; tú también te equivocas.

Muy a mi pesar sonreí. Estar a su lado era lo único bueno de Marzo y en definitiva, lo mejor del mundo.

Hasta ahora, había deseado que llegasen las Navidades, ahora, deseaba llegar al momento de volver con él. El próximo día, el próximo año o en la próxima vida, lo que ansiaba era estar a su lado.

-¿Te has hecho algo en el pelo?- me preguntó Riley de pronto.

-¡Dios mío!- me quejé- ¿tan mal estoy?

Riley comenzó a reírse como si desde el primer momento hubiese sabido de mi humillación particular, como si pudiese leer dentro de mí, lo que yo ni siquiera era capaz de intuir.

-Serás...

De pronto él posó sus dedos en mis labios y me besó.

Su fríos labios se juntaron con los míos, enfriando mi cuerpo y calentando mi alma. Sus manos acariciaron mi cintura mientras, yo me acercaba más a él, como si mi cuerpo supiese exactamente donde quería estar.

Riley apartó sus labios de los míos, no obstante no se movió. Estaba hipnotizado, perdido...
Como si aquel sentimiento y sus reacciones fuesen algo tan nuevo para él como para mí. Como si él tampoco hubiese amado antes...

-Te quiero- me susurró entonces- ¿Podrás perdonarme?

-¿Porqué iba a perdonarte?- le pregunté.

Él me quería, era increíble, imposible... pero real; y estaba claro que yo le amaba.
Que prefería cambiar mi mundo por él, que no podía respirar sino su aire.
¿Qué me pedía ahora? ¿Fidelidad?¿Mi alma?¿Mi vida?... era suya, se la daba. Mi vida, mi cuerpo, mi corazón... le pertenecían a él.

-Porque esto no tiene que ser así, Porque no puede ser así- me miró a los ojos como si me estuviese contando algo realmente importante. Algo que yo tenía que captar- Porque hay cosas que no pueden acabar bien, ¿lo entiendes?.

-¡Cállate!- le ordené- El amor no tiene sentido, ¿Porqué iba yo a complicarme la vida contigo, a darlo todo por alguien a quien no puedo comprender?, la única respuesta que encuentro es amor. Si lo pienso así casi tiene lógica- le miré a los ojos- No, Riley, no me digas que no puede ser, porque ya es demasiado tarde, mi mundo a dejado de tener sentido...- Me acerqué un poco más a él, y con los ojos cerrados, susurrándole al oído le confesé- Ya no puedo acabar bien... si estoy contigo me entra el miedo, pero el problema es, cariño, que no puedo vivir sin ti, porque TE AMO.

8 comentarios:

Dark or light dijo...

ES PRECIOSO RILEY Y KEY NACIERON PARA RESPURAR EL AIRE QUE EL OTRO RESPIRA!!!! Andy cada día me gusta mas tu forma de escribir!

emperatriz de sueños dijo...

Gracias Pati! Sí, tú y yo sabemos que han nacido para estar juntos, aunque tengan un futuro incierto...

Riley y Key se quieren, aunque él es inseguro porque sabe que lo que no puede ser no puede ser, pero Key ya no puede vivir sin él. ESE es el amor que ella esperaba y que al fin después de tanto tiempo ha encontrado, lo más extraordinario de todo es, que a pesar de todo él también la esperaba a ella.
A veces toca luchar...

Gracias por esas preciosas palabras :) tqqq

A.J dijo...

Kyaaaaaah, me encantaaaaaaaaaaaaaaaaa ^^

Julie dijo...

*O* Es perfecto!! Luchando por un amor que parece prohibido! Son tal para cual, no pueden estar separados *-* Es muy bonito ^^

emperatriz de sueños dijo...

Hola A.J! jajaja graciassssss ^^ me pregunto donde se habrán metido Step y Tara... (indirecta para Dark or Light jajaja)

emperatriz de sueños dijo...

Julie! Pues sí, las cosas no son tan fáciles como parecen, los chicos ocultan algo ¬¬ (aunque no sé que jajaja)
De todos modos, Key tiene razón, ya es igual lo que pase, ya no es capaz de vivir sin él... :)
Besines Julie ^^

Mikka dijo...

o.O Me encanta! Estaba deseando el nuevo capítulo (y ahora quiero el siguiente otra vez ¬¬).
Mmmm... sabías que el 16 de marzo es un día antes de mi cumpleaños???
Bueno, me encanta!!!

emperatriz de sueños dijo...

Gracias Mikka! Lo cierto es que yo también deseaba el siguiente capítulo así que no pude contenerme más y escribí. Era hora de que Key y Riley pusiesen las cartas sobre la mesa.
Esperemos que Dark or Light escriba prontito ;)
Enserio tu cumpleaños es el 17 de marzo? jajaj genial, creo que a Key le empiezan a gustar los marzos ;) Bueno besinesss ^^