viernes, 17 de agosto de 2012

Capítulo 13: Una historia inacabada


Brandon:

De pronto la ciudad apareció ante mí.
Era un coloso de piedra, cercado por una valla que debía de haber sido hermosa. Una colosal puerta de hierro, rematada en plata con la punta apuntando al cielo que la cubría, nos dio la bienvenida a mí, a mi hermana y a Keyla.
Había seguido a las dos chicas por el parque y a través de bosque que lo cercaba, aunque no sabía qué estaba haciendo exáctamente ahí.

Observé atentamente la marmórea superficie que en algún momento debía de haber sido absolutamente hermosa, y que, aparecía ante mí destruida.
Lentamente, fui acercándome a un hermoso pilar, repleto de runas que podía reconocer. En realidad no sabía si había visto anteriormente esos grabados o no, no obstante, estaba seguro de comprender las inscripciones.

Pasé mi mano por la superficie rugosa, dibujando con mis dedos las diminutas efigies (todos los símbolos representaban un animal o cosa). Una serpiente enroscándose en lo que parecía un lujoso cetro, una antorcha humana, un triángulo con un ojo en el centro, una estrella irisada...:

"Ad mea filius" leí los grabados, al fin.

De pronto una oscuridad se apoderó de mi cuerpo.
Sentí como el alma abandona el cuerpo y una vertiginosa sensación de vacío me poseyó. Quise moverme, no obstante una succión me separaba de mi mundo y de toda razón.
Sentía mi cuerpo caer y desvanecerse, mientras yo era totalmente consciente de lo que ocurría a mi alrededor.
Quise gritar no obstante ningún sonido emergió de mi garganta, aunque sabía que en realidad había gritado.
No podía oír, no podía moverme...
En la absoluta negrura que lo invadió todo, lo único que podía hacer era ver y esperar; ver, esperar e intuir mi muerte.

***

No sé cuánto tiempo pasó.
El lugar impreciso en el que me hallaba (sin hallar) no existía el tiempo, lo era todo y nada. El miedo hacía enloquecer y la paciencia no era mi fuerte.

De pronto, el tintineo de algo metálico llamó mi atención.
Intenté girar la cabeza en dirección al sonido que previamente había escuchado, centrando todas mis fuerzas en un único punto (en este caso, el cuello), en vano.

Pasaron varios minutos más, hasta que finalmente, un par de ojos grises aparecieron ante mi. Era un hombre entrecano, de mirada felina e inquisitiva.
Posó su mano en mi hombro y después, con voz cavernosa, habló:

-Vamos, ¡muévete!- me tendió una mano, que yo no dudé en aceptar- es más seguro que nos movamos. No tenemos tiempo.
-¿Dónde estoy? ¿Quién eres? ¿Qué ocurre?

El hombre (ataviado con una túnica) levantó la mano y me mandó callar.
Después sonrió con una blanquísima sonrisa impropia de un ser como él. Tenía claro que aquel hombre había muerto hacía siglos...
¿Habría muerto yo también?¿Era esto lo que se sentía al morir?

-No hagas tantas preguntas, necesito que comprendas, Brandon- me miró a los ojos mientras me zarandeaba por los hombros- estás aquí para conocer mi historia, tu historia. Escúchame, no hay tiempo... pronto desaparecerás- arrugó la frente preocupado- mis fuerzas están mermadas, no soy el hombre que antaño era.

Yo asentí imperceptiblemente, totalmente intrigado, por lo que el misterioso hombre (a quien había bautizado como el caballero sin nombre) comenzó a hablar:

-Mi nombre es Soth, y fui guardián de esta ciudad hace más de tres siglos. El mundo no era como lo conoces tú, la guerra y el hambre hacía mella en todo hombre. No obstante, nosotros vivíamos en paz en nuestra morada, apartada del resto del mundo... Hasta que conocí a la mujer más hermosa que yo jamás he visto... tu madre.

Me paré en seco al escuchar la nueva. Observé a Soth que aparecía impertérrito ante mí, observándome con adoración.

-¿Mi madre?- pregunté al fin. Él se limitó a asentir.
-Se llamaba Daisy. Era hermosa, tenía los ojos grises y el pelo cobrizo le llegaba más allá de la cintura, hubiese hecho cualquier cosa por perderme en la eternidad de sus larguísimas piernas. Y lo hice. Traicioné a mi pueblo y sus costumbres, invitándola a una ciudad prohibida para los humanos. Le regalé parte de mi alma, de mi esencia, para que pudiese encontrarse conmigo... y ella, inusitadamente, me correspondió.

Dudé un instante antes de preguntar:

-Estás insinuando, que ¿tú eres mi padre?- No daba crédito a lo que estaba oyendo.
¿Aquello era una broma?
-"At mea filius"- asintió.

Yo traduje mentalmente, sin haberle conferido importancia hasta ahora: "A mi hijo"

-Brandon...- volvió a tomarme por lo hombros, mientras, me acariciaba con delicadeza los brazos- escúchame, es importante. Tu destino y el de toda la ciudad depende de que comprendas lo que quiero decirte...

-¿Y qué quieres decirme?¿Qué mi vida ha sido una absoluta farsa?- Soth, el guardián, negó con la cabeza.

-Quiero decirte que Daisy dió a luz a un hijo. Un hijo proveniente de ambos mundos. Un hijo que era mejor que los humanos, mejor que nosotros mismos. Sus lágrimas de amor fueron las que me han permitido pertenecer en este mundo hasta el momento de poder instruirte, y llevo siglos esperándote. Estoy cansado...
-No lo entiendo- dije al fin.
-Durante todo este tiempo has vivido y has muerto, adquiriendo una y mil apariencias, reencarnándote en distintos cuerpos. Has vivido seis vidas hasta llegar aquí. Sé que es complicado de entender, pero has de encontrar la forma de hacerlo... ¡escúchame!- me imploró.Yo cada vez me sentía más ausente. Estaba desapareciendo- Sigue el mapa de tu destino. Encuéntralos y salva tu hogar.

Alargué el brazo intentando tocarlo, no obstante, la succión había vuelto a comenzar, a la inversa, devolviéndome a la vida:

-¡Papá!-grité.

Él se limitó a sonreír, sin hacer caso de las miles de dudas que se habían apoderado de mí.

"Te quiero hijo mío" le oí decir y después, me desvanecí en la nada.

***

Cuando volví a despertar Tara y Keyla se encontraban junto a mí, preocupadas y con los ojos abnegados en lágrimas.
-Brandon- me abrazó mi hermana, con la cual siempre estaba peleándome- que susto nos has dado! ¿estás bien?

Yo asentí, confuso.

-¿Qué ha pasado?- me preguntó la chica de pelo corto a la que hacía apenas una hora había conocido.

Yo me intenté incorporar, profiriendo un grito de dolor al apoyar mi brazo derecho en el suelo. Observé mi antebrazo, atónito.
Unos grabados, que parecían letras de un idioma impreciso y líneas curvas, recorrían todo mi antebrazo, hasta llegar al codo. Sonreí aún confuso, después, miré a Keyla directamente a los ojos y contesté:

-He encontrado el mapa de mi destino.

*************************************************************************************
Hola chicas! Bueno vuelvo a ser una tardona, pero aquí está en capítulo trece de SDUCO, que como habreís visto cuenta un montón de cosas sobre Soth, Brandon y la ciudad en sí. ¡Comienza la aventura! (de las protas jajaja) espero que os gusteeeeeeee *-* un beso enormeeee ;)




8 comentarios:

A.J Ōkami-Chan dijo...

Me encantaaaaaaaaaaaaaaa ^^ Todo está muy interesante ahora .w.

emperatriz de sueños dijo...

Jajaja gracias A.J me alegro mucho de que te haya gustadooo :) ya veremos que pasa con la historia y que ocurre con los protas después ;) un besitoo :)

Julie dijo...

Dios, cada vez esta más interesante *-* Me encanta como has escrito este capitulo, escribes genial >w< Quiero el siguiente pronto! >.<

emperatriz de sueños dijo...

Gracias Julieeee a ver a ver porq dark.or light y yo no hemos hablado asi que no tengo ni idea de que escribirá ella y cuando lo hará (es que esta liadillaaa jajaja) Mil gracias por decirme que te gusta como escribo ^^ y espero que te siga intrigando la historia jaja un beso enormee :*

Mikka dijo...

O.O No me lo esperaba, sinceramente. Que Brandon fuera el hijo de Soth... estoy en shock. Un increíble giro de los acontecimientos, ahora estoy más ansiosa que nunca. Necesito el próximo capítulo!!!
Muy bueno, en serio, seguid así :)

emperatriz de sueños dijo...

Jajaja buenas Mikka! yo creo que nadie se esperaba la historia de Brandon, pero al menos ahora tienen algo con lo que tirar adelante... que habrá sido de Riley y Step? :S jajaja un beso enorme guapisimaaaa, y gracias por comentar (y más si son comentarios asi :3)

Dark or light dijo...

safhwohtgiwu lo estaba esperando!! >w< voy a escribir ya n.n

emperatriz de sueños dijo...

Pat-paaaat hoy he soñado contigo xD he soñado que un usuario que se llamaba pat-pat jugaba al poker con el hermano de mi.mejor amiga (online) u.u! Jajaja
Estoy deseando leer la continuacion aunq en borradores aun no has dejado nada :( (tendre paciencia ajajaja lo prometoooo). Un besito muy grande y awwwww yeah! Me gusta que te guste la historiaaaa :3 un besiiii
P.D: echo de menos a riley T.T aunq se que no se puede hacer nada al respecto jajaja