sábado, 9 de junio de 2012

Capítulo 10: El primer amanecer (o no)


"-No se lo digáis a ella-Riley pasó su mano por su pelo y tiritando se apartó a un lado- es mejor así...

De pronto sus ojos se toparon con los míos que asustados, apartaban la mirada una y otra vez de él, sin saber muy bien dónde colocarse o cómo reaccionar.

Riley se acercó a mí, aún temblando, lentamente intentando no asustarme "como un cazador se acerca a su presa" pensé.

Di un paso atrás sin saber si salir corriendo o no.

Me desplomé en el suelo, rendida y temblorosa, sin saber bien qué había visto y qué no debía saber. ¿De quién más podría estar hablando Riley?¿Qué era lo que yo no podía saber?

-Key...- se había acercado a mí y me acunaba con sus brazos, frío y fuertes- lo siento...

Me aparté un poco de él, aún así, no evité que me acariciase el rostro.

-¿Estabas congelando a esa chica?- pregunté confundida y enfadada. Señalé a una chica morena, que luego supe se llamaba Tara, que lloraba abrazada a Stephen.

-No, yo...

-¿Tú?

Le miré a los ojos para descubrir con orgullo herido dolor en ellos. Supe que Riley me ocultaba demasiadas cosas, que algo dentro de él no iba bien y que él no podía (o no quería) que yo formase parte de esto.

Me aparté de él, y me levanté del suelo. Quería consolarlo, alejarlo de mi vida, no volver a verle, protegerme en sus brazos, matarlo, quererle... Un torbellino de emociones me embargaba por dentro, y mientras, él, callaba, tan frío como de costumbre.

Di media vuelta, dolida (no sabía si por el dolor que brillaba en sus ojos, por la angustia de no saber que estaba pasando o por el miedo que recién me invadía. ¿Así era el amor?¿Así de destructivo?)

-Key...- Riley agarró mi cintura y me obligó a girarme- perdóname.

Me miraba a los ojos, con las lágrimas agolpadas en ellos. Estaba haciendo un esfuerzo terrible por no llorar, mientras mis lágrimas de impotencia recorrían mis mejillas sonrosadas.

Me acerqué a él lentamente y presioné mis labios contra los suyos.

Un escalofrío recorrió mi cuerpo como cada vez que nos besábamos, mientras él me apretaba contra sí con más intensidad y más fuerza, como si temiese no poder retenerme.

Cuando me separé de él, Riley lloraba y yo, a mi vez, que no entendía absolutamente nada lloraba por él.

-¿Qué te pasa?- le pregunté con una ansiosa voz temblorosa- Riley...

Él calló mis palabras con un beso suave y sincero.

-Te quiero...- me susurró apoyando su frente contra la mía...

...Después me lanzó una última mirada angustiada y salió corriendo hacia el bosque, en dirección opuesta a mí"

Hacía dos meses de aquello... dos meses sin Riley...


Me levanté de la cama en ese estado de semiinconsciencia que mantenía el dolor a raya, en ese letargo que a lo largo de los meses se había ido apoderando de mí. Me vestí como una autómata.

Me acerqué a la mesa de estudio en la cual se habían ido amontonándo los deberes y trabajos pendientes que ya no haría nunca. Iba a perder el curso, pero no me importaba.

Abrí el primer cajón y cogí entre mis manos los trozos de lo que hacía apenas unos meses había sido la rosa más hermosa que yo nunca jamás ví. La única prueba de que Riley era real, y se había marchado.

Recordé con lágrimas en los ojos lo que me dijo la segunda vez que nos vimos, cuando la rosa me guió por vez primera:"No te entristezcas, la rosa te guiará hasta mí. ¿No ves que forma parte de mi esencia?, allá donde este me encontrará, y tú vendrás a buscarme. Sé que no me dejarás solo Key, no estés triste. Aún nos queda tiempo..."

El tiempo se había acabado, y si la rosa se había roto, Riley... ¿Qué había sido de él?¿Seguiría vivo?... La mera idea de pensar que no volvería a verlo me ahogaba...¿Cómo iba a vivir sin él? No podía, el mundo sin Riley había dejado de tener sentido...


Mi madre subió las escaleras y entró en mi cuarto. Era una mujer guapa a su modo, tenía los ojos pardos y el pelo rizado, pero, lo que más atractiva le hacía era su perenne sonrisa.

Me encontró acurrucada en el suelo, con los fragmentos de la rosa aún en la mano.

-¡Deja eso!- me gritó mi madre preocupada, esparciendo los trocitos de hielo por el suelo. Aquello me sacó de mi negro mundo por un instante.

-¡Oh!- sólo acerté a decir...

Por un instante fui consciente de lo que vio mi madre.

Una chica que apenas comía, que se había consumido por la pena, que no hablaba con nadie (nadie que no fuese Tara) y que tenía en la mano trozos de lo que perfectamente podría ser un vaso roto entre sus manos. Una chica a punto de suicidarse...

Cogí con disimulo un trozo de hielo (que sorprendentemente no se derretía) y lo guardé en el bolsillo del pantalón. Después me concentré en las palabras de mi madre, que parecía preocupada.

¿Tanto me había abandonado realmente? Sabía cual era la respuesta y que, por mi bien y el de mi familia, tendría que fingir que todo iba bien (o al menos que no iba demasiado mal).

-...Antes no eras así Keyla, ¿qué ha pasado?, ni siquiera es por Cindy. Nos tienes preocupados, a todos, incluso a ella. ¿Qué ha pasado?...- me miró a los ojos con tanta intensidad que por un momento evocó a Riley. Lo sentí ahí contigo- Háblame.

Confundida (como siempre últimamente), me abracé a mi madre. Ella me acunó entre sus brazo, apartándome el pelo de la cara.

-Todo va a ir bien mamá- le prometí, sin creerme las palabras que salían de mi boca- lo prometo.

Esbocé una sonrisa, lo cual pareció calmar un poco a mi madre. Después me levanté del suelo, y haciendo una mueca (que intentaba ser alegre), le dije que tenía que irme a buscar a Tara, para ir al instituto.

Mi madre no se molestó en decirme nada, aunque supuse que sabía que no iba a pasarme por instituto alguno. Tenía que cambiar también eso... Así que haciendo un enorme esfuerzo, le mandé un mensaje a Tara al móvil:

"Hoy insti. ¿Seguims luego cn l busqueda?" Aquello me partía el corazón, abandonar a Riley aunque fuese sólo por un instante, pero, ¿acaso no era justo para todos los que me querían que me mantuviese viva? suponía que sí (quería creer que sí)

La respuesta de Tara no se hizo esperar, por eso, a pesar de mis esfuerzos supe que aquel día no iría al instituto:

"Creo q no hace falta... Ls he encontrado"

************************************************************************************************

Siento haber tardado medio año (sí, sí matadme >.<) en escribir, pero bualá aquí está ^.^ jajajaja espero que os guste, y ahora que Dark or Light es libre y yo he vuelto (masomenos) pues...¿prepararad@s para encontrar la ciudad olvidada? ;) (nuncamejordicho u.u!) un besoooo :*

**No sé que le pasa a la letra T.T si Dark or light no sabe arreglarlo... creo que así se va a tener que quedar n.n perdón :)


8 comentarios:

Mikka dijo...

Me ha encantadooo!!! *¬* Al principio no lo he entendido muy bien... como en todas las buenas historias ^^ Luego me he dado cuenta de todo. Es tan triste... Key tuvo que separarse de Riley y ni siquiera sabe por qué. En fin, no va el amor siempre acompañado de algo doloroso?
Vale, empiezo a desvariar... una chica de mi edad no debería decir cosas así. De todos modos, me alegro de volver a leer esta historia. Mucha suerte encontrando la ciudad olvidada!

emperatriz de sueños dijo...

Mikka! :) creo que eres la primera ^^ jajajaja es que hace mucho del capítulo anterior, y el principio es la continuación del último capítulo que escribió Dark or Light (culpa mía por escribir taaaaaaaaaan tarde u.u!) En fin me alegro muchoooo de que te guste :)
Y sí estoy de acuerdo, el amor a veces va acompañado de dolor (no dicen que el amor si no duele no es amor?) jjajaja un besoteee muy grannnnde :)

Dark or light dijo...

WEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE
Pero.... donde los he encontrado? no es voila? y yo ahora que hago? *desconcierto total* ME ENCANTAAAAAA!!

emperatriz de sueños dijo...

Awwwwww te encantaaaaaa? Jajaja me alegroooooo * .* yo tengo una idea genialisimaaaaaa jajajaja mañana si te conectas te la cuentooo :) para que veas que no te he dejado con ningúnnnn problemaaaaa. De verdad que me alegro de que te gusteeeee ^^

A.J Ōkami-Chan dijo...

ME ENCANTAAAAAAAAAAAAAAAAAAA ^^ Por fin xDDDDDD Adoro como escriben >w<

Julie dijo...

Waaa, me he emocionado al ver el cap *-* Esta genial! Es muy triste T.T pero ahora ya pueden ir a la ciudad olvidada a recuperarlos *-*

emperatriz de sueños dijo...

AJ jajaja nos estás tratando de usted!? (¬¬ mira que me haces sentir viejaaaa >.<) ainsss me alegroooo mucho de que te guste :3 aunque tienes toda la razón... POR FIN! (me ha costado lo mio... jajaj) perdonperdonperdonnnnn :)

emperatriz de sueños dijo...

Juliee :) de verdad te has emocionado!? o.o genial! ^^ jajaja y no sé que más decir así que no digo naaa :) sólo que gracias a todas por leernos aunque haya pasado taaaanto tiempooo :) de verdaddelabuenaaa! ^^